Escuela 2.0: La hora del balance

El plan Escuela 2.0, en Andalucía Escuela TIC 2.0 entra en su tercer año de implantación. En la comunidad andaluza abarca ya cuatro niveles educativos, de 5º de Primaria a 2º de E.S.O. Esto supone que más de 400.000 alumnos y docentes de 5º y 6º de Primaria y de 1º y 2º de ESO dispondrán sólo en Andalucía durante el curso 2011/12 de ordenadores portátiles para su uso, no solo en el aula sino también más allá del recinto escolar. Se trata de ultraportátiles de menos de 1,5 Kg. de peso y pantalla de 10,1 pulgadas, que incorporan software libre ‘Guadalinex EDU’ y material didáctico.

Además de ordenadores, la Escuela TIC 2.0 incluye también la dotación de aulas digitales en los centros equipadas con pizarra electrónica, cañón de proyección y material didáctico adaptado. Concretamente, este curso habrá 12.654 aulas digitales en colegios en institutos andaluces, lo que supone 3.103 nuevas correspondientes a 2º de ESO.

Si nos referimos al conjunto de las quince de las diecisiete comunidades autónomas y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, a lo largo de estos dos años, cerca de 650.000 alumnos del tercer ciclo de Educación Primaria y del primer ciclo de la ESO disponen de un ordenador portátil como instrumento de aprendizaje, se han puesto en funcionamiento 30.000 aulas digitales, más de 160.000 profesores han participado en actividades de formación relacionadas con las TIC y se ha dado un notable impulso a la producción y a la utilización de contenidos educativos digitales tanto por las administraciones educativas como por la industria editorial.

Las reacciones iniciales procedentes de sectores conservadores en el sentido de que se trataba de una “ocurrencia” del gobierno o un de “despilfarro”, dan una idea de su concepto de Educación que además se ha visto corroborado con el tiempo con las medidas que aplican en los territorios donde ostentan el poder.

No cabe duda de que el desarrollo del Plan, donde se ha podido implantar, ha consttuido un revulsivo didáctico y tecnológico en la educación en este país. No sólo el profesorado se ha visto obligado a cambiar su forma de dar clase, sino que las empresas y particularmente las editoriales se han visto también abocadas a introducir el libro electrónico, al que por otra parte son tan reacias.

800 profesionales se acaban de reunir en Granada en el III Congreso Escuela 2.0, organizado por el Ministerio de Educación, a través del Instituto de Tecnologías Educativas, y la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, para exponer sus experiencias pero no sólo se trataba de docentes, sino que había dispuesta una zona expositiva donde las empresas han podido exhibir sus materiales y sus propuestas en este campo.

Transcurrido ya este tiempo puede afirmarse que el balance se positivo pese a las dificultades, que no sólo son tecnológicas sino también personales derivadas fundamentalmente del inevitable esfuerzo que debe realizar el profesorado para ponerse al día en las novedades que aporta el ordenador tanto en el orden técnico como en el didáctico.

Es posible que el cambio sea lento, pero nadie podría haber esperado lo contrario.

Web del congreso

La aún débil escuela 2.0.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.